Curso de Filosofia Cerrar X
Haga click para abrir

Entrevista con el Gral. Choi Hong Hi, Fundador del Taekwon-Do

Inicio / Investiga y Comparte / Artículos / Artes Marciales / Entrevista con el Gral. Choi Hong Hi, Fundador del Taekwon-Do


Hoy en día el Taekwondo es, sin duda, uno los sistemas de origen marcial más populares que existen en el mundo entero, cuya práctica y difusión involucra a millones de personas; sin embargo lograr este impacto, este grado de difusión no fue tarea fácil. Hombre clave en la gestación del Taekwondo, fue la recia figura del legendario General Choi, Hong Hi. Una entrevista dirigida por el reconocido maestro e historiador, Dr. He Young Kimm. Se trata, evidentemente, de un documento de gran valor . Disfruten, de su lectura y de las contundentes y a veces polémicas, declaraciones del hombre que puso nombre al Taekwondo...


Entrevista con el General Choi, Hong Hi

Por Dr. He Young Kimm, reconocido maestro e historiador


Introducción

Para entender mejor mi plática con el general Choi, se debe tener conocimiento de la relación entre las naciones del lejano Oriente: China, Corea y Japón, enlazadas por la geografía, cultura y 5000 años de historia. China es un país grande y ha actuado como el hermano mayor de Corea. De acuerdo a la costumbre asiática, esto significa que China ha cuidado de Corea y la ha ayudado en tiempos de necesidad y de invasiones extranjeras.


La relación entre Corea y Japón es un poco diferente. Introduciendo métodos para la construcción de templos y educando a los japoneses en los sutras budistas y en estudios clásicos, los coreanos actuaron como hermanos mayores durante la primera parte de su relación.


Pero Japón, durante la Era de la Restauración Meji, fue el primero en abrazar la ciencia y cultura occidentales. El emperador, habiendo obtenido nuevamente control sobre su gobierno, impulsó a sus súbditos a aprender más acerca del Occidente. Como resultado, Japón fue capaz de derrotar a China en la guerra de 1894 y de ocupar y anexarse Corea en 1910 mediante el uso de armamento occidental. Los coreanos pelearon arduamente por su independencia durante treinta y cinco años, una independencia que no se ganó sino hasta el final de la Segunda Guerra Mundial. A la fecha, muchos coreanos todavía le guardan resentimiento a los japoneses.


Mi entrevista con el General Choi se efectuó el 1º de Agosto de 1998 y del 27 de Febrero al 1º de Marzo de 1999. Las entrevistas forman parte de mi continua investigación sobre la Historia de las Artes Marciales Coreanas. Sin embargo, el libro se llevará algunos años más para ser publicado y, siendo que se aproxima el cumpleaños 83 del General en el mes de noviembre, pensé que sería mejor compartir esta charla con ustedes.


Nota del autor: Debido a que la entrevista original fue llevada a cabo en coreano, cualquier error de traducción o malas interpretaciones son mi responsabilidad.


Dr. Kimm: General Choi, gracias por atender mi solicitud para una entrevista. Uno de los hechos interesantes en torno suyo es que he escuchado que posee dos nombres y dos cumpleaños, Es cierto esto?


General Choi: Si. Ambos son ciertos. Nací en Corea el 9 de Noviembre de 1918. En aquella epoca, el calendario coreano se basaba en los ciclos lunares, cada mes teniendo 27 o 28 días. En 1960 Corea optó por el calendario occidental, basado en el ciclo solar, teniendo cada més 30 o 31 días. De acuerdo con el calendario occidental, mi cumpleaños es en Diciembre 22. Así que, aún cuando tengo dos cumpleaños, el 9 de Noviembre de 1918 es el que elegí para celebrar.


En lo referente a mis nombres, el primero es Choi, Hong Hi, el cual me fue otorgado
por mi padre en el momento en que nací. Mi otro nombre es Taekwon-Do el cual me fue otorgado por Dios en 1955.



Dr. Kimm: ¿Cómo inició su entrenamiento en Artes Marciales?
General Choi: Mi entrenamiento dio comienzo como resultado de un famoso incidente ocurrido durante la ocupación japonesa de Corea. En 1930 un grupo de estudiantes japoneses acosó a un grupo de mujeres coreanas, también estudiantes, en un tren que se dirigía a la ciudad de Kwang Ju. A su llegada a Kwang Ju, enardecidos y enfurecidos estudiantes coreanos rodearon a los japoneses y los golpearon severamente. Posteriormente la policía llegó y salvajemente golpeó a los estudiantes coreanos.


Este hecho se difundió rápidamente por todo Corea. Para protestar en contra de los actos de los estudiantes y la policía japoneses, los estudiantes iniciaron huelgas y marchas en escuelas a todo lo largo del país. En la escuela a la que pertenecía, fui uno de los líderes del movimiento de protesta y planeé y dirigí una marcha estudiantil allí. Por esa razón fui expulsado del sistema escolar japonés.


Mi padre, fuertemente anti-japonés, pero también preocupado por mi futuro, me recomendó estudiar escritura china y el arte de la caligrafía. El sentía que un día yo podría obtener trabajo labrando inscripciones en lápidas usando esas destrezas, por lo que me fui a estudiar con el Maestro Han, Il Dong, un renombrado calígrafo. Pero sucedió que también del Maestro Han aprendí Taek Kyun, mi primer arte marcial.


Dr. Kimm: ¿Qué lo motivó para ir a Japón y cuando comenzó su entrenamiento de Karate?


General Choi: Estudié caligrafía y escritura china por siete años. Mi padre estaba satisfecho con el nivel de destreza y eficiencia que había alcanzado. Fue en esa época que me interesé en aprender más acerca de la cultura occidental, ciencia y leyes. Algunos de mis amigos estudiaban acerca del Occidente, en Japón. Durante sus vacaciones en Corea, ellos me hablaban de sus estudios y me motivaban para que me les uniera en Japón. Así es como decidí irme a Japón.


Unos días antes de partir a Japón, perdí todo mi dinero en un juego de cartas. Era el dinero que iba a usar para vivir y viajar en Japón. Le rogué al Sr. Hur que me devolviera algo del dinero que me había ganado. Se rehusó, diciéndome que el propósito de jugar cartas era hacer dinero, no regalarlo. Cuando ya se disponía a marcharse, tomé una botella de tinta que tenía cerca y se la arrojé; la botella se estrelló en su frente y cayó desmayado. La tinta y la sangre se escurrían por la cara, tomé el dinero de su bolsillo y corrí a casa. Dos días después llegué a Kyoto, Japón.



Yo sabía que jamás podría regresar a casa sin haber aprendido alguna forma de Defensa Personal. Primero pensé en aprender box, pero mi amigo, Kim, Jun Soo me convenció para que observara junto con él una clase de Karate en la Universidad Dong Dai Sa. Pocos días después comencé a practicar Karate.


Dr. Kimm: Posteriormente, usted se mudó de Kyoto a Tokyo. ¿Cuál fue la causa de tal cambio y como era la vida en Tokio?


General Choi: Mi plan original era entrar a la Secundaria en Kyoto. Durante un año y medio, incesantemente estudié Inglés, Matemáticas y entrené Karate. Pero fallé en el examen de admisión para entrar al cuarto grado de Secundaria, por lo que me mudé a Tokio pensando que tendría una mejor oportunidad de entrar a la escuela allá.


Un buen amigo mío de mi pueblo natal, Lee, Jong Ryun vivía en Tokio y me ayudó a establecerme allá. Nuevamente estudié Inglés, Matemáticas y Karate. Finalmente, logré pasar el examen de admisión y me enrolé para el 4º grado en la Secundaria de Negocios Dong A. Posteriormente esto me permitió ingresar a la Escuela de Derecho en la Universidad Choong Ang.


En la universidad, practiqué Karate bajo la supervisión del Maestro Gichin Funakoshi, fundador del Shotokan. Bajo la guía de Funakoshi, practiqué en el Dojo de Shotokan en forma constante y participé en un entrenamiento especial (caminata nocturna) de Tokio a la Ciudad de Kamakura. Después de que fui promovido al 2º Dan Cinta Negra de Karate, mi amigo Ion, Byung In y Yo comenzamos a enseñar Karate en la azotea del edificio YMCA en Tokio. Años después, tras la liberación de Corea en 1945, el Maestro Yoon regresó a Corea y creó el club Kwon Bub Club en el YMCA de Seúl.


Dr. Kimm: ¿Cómo fue que usted formó parte del Ejercito Japonés y qué sucedió después para que se le acusara de traición y fuera puesto en prisión?


General Choi: A finales de 1942, yo, junto con otros, creíamos que Japón iba a perder la guerra, así que hubiera sido una tontería unirnos al Ejército Japonés, pero por aquella época, a la mayoría de los estudiantes coreanos residentes en Japón se les evitaba entrar a la escuela y eran obligados a unirse al ejército. Muchos de nosotros nos escondimos, moviéndonos de escondite en escondite para evitar que se nos reclutara. La policía finalmente me capturó y me obligó a unirme al ejercito japonés el día 20 de Octubre de 1943.
Me enviaron de regreso a Seúl para unirme con otros estudiantes coreanos que habían sido reclutados para recibir el entrenamiento básico en la Universidad Nacional de Seúl. Fuimos asignados a la 42ª Unidad de la División Pyung Yang.


Existía mucha resistencia en las filas. Poco después de mi arribo me uní a un grupo de 30 estudiantes-soldados coreanos que decidimos tratar de escapar a las montañas de Baek Doo, ubicadas en la frontera de Manchuria-Corea. Se tenía el plan de unirnos al Ejército Secreto de Liberación Coreana y pelear contra los invasores japoneses. Nuestro plan de escape falló. Todos fuimos arrestados y acusados de traición. Inicialmente recibí una sentencia de siete años de prisión, pero después el veredicto se cambió y ordenaron ejecutarme el 18 de Agosto de 1945. Justo tres días antes de mi ejecución, mi patria fue liberada de las fuerzas japonesas de ocupación. El 15 de Agosto de 1945, salí libre de la prisión de Pyung Yang.


Dr. Kimm: Tras la liberación de Corea, usted fungió como lider de un grupo voluntario estudiantil y posteriormente se enroló en la Escuela Militar Inglesa (Military English School). ¿Podría decirnos más acerca de sus actividades durante ese período?


General Choi: Cuando mis amigos estudiantes y yo salimos de prisión, supimos acerca de una convocatoria que se nos dirigía desde el Kun Joon o Comité de Preparación para el Auto Gobierno en Seúl. El anuncio se difundió por radio en la voz de Mr. Yu, Won Young, líder del comité para arribar a Seúl y unirnos al esfuerzo. Bajo su liderazgo, formamos el Grupo Voluntario Estudiantil para mantener la ley y el orden puesto que la fuerza policiaca coreana todavía no era creada.


Posteriormente Mr. Yu fue asesinado. El Grupo Voluntario Estudiantil se partió en dos grupos, uno de los cuales propugnaba por el comunismo, mientras que el grupo que yo dirigía se adhirió a los ideales de la democracia.



En este puesto fue que tuve la oportunidad de entrevistarme con el Mayor Reas de la Armada de los Estados Unidos, superintentendente de la Escuela Militar Inglesa, la cual posteriormente se convirtió en la Academia Militar Coreana. Fue como resultado de esta entrevista que ingresé a la Escuela Militar Inglesa y me convertí en uno de los 110 padres fundadores del Ejército Coreano.


Cuando llegué a los Cuarteles Generales del 4º Regimiento en Kwang Ju me encontré con que las fuerzas policiacas locales estaban muy bien organizadas. Habían ya coordinado una fuerza muy grande y adquirido más poder y autoridad que nosotros en el ejército. Frecuentemente oficiales de policía arrestaban a personar militar con cargos menores y después los golpeaban como castigo. Esto era intolerable por lo que ordené que ningún miembro del personal viajara solo afuera del cuartel; además incluí la práctica del Tang Soo (Karate) como parte del entrenamiento en el régimen militar.


Dentro de mi conciencia me sentía avergonzado por mi decisión de enseñar Karate. Como hombre, aborrecía a los japoneses, así que ¿cómo podía enseñarle Karate a mis soldados coreanos? Es entonces que inicié mi investigación en torno a las artes marciales. Yo deseaba crear un nuevo Arte Marcial Coreano que estuviera basado en movimientos científicos y que incluyera una mentalidad afin que embonara con los soldados coreanos.


Investigué, practiqué y refiné este nuevo arte por nueve años. En 1955 creé el Arte Marcial Coreano del Taekwon-Do.


Dr. Kimm: La Guerra de Corea dio inicio el 25 de Junio de 1950 y duró tres años. ¿Cuál fue su tarea principal durante la guerra?


General Choi: En Junio de 1949 se me ordenó asistir a la Escuela Militar de Entrenamiento Avanzado en los Estados Unidos. En el momento en que recibí mis órdenes me encontraba de luna de miel y en verdad que no deseaba abandonar a mi nueva esposa. Pero soy un soldado y obedezco órdenes. Bajo el liderazgo del Coronel Choi, Duk Shin, cuatro de nosotros abordamos un barco con dirección a los Estados Unidos.
Un día, durante nuestra travesía, mientras practicaba mi pateo en la cubierta del barco, el zapato de mi pierna de pateo se salió volando y aterrizó en el Pacífico. Bien, no podía usar solamente un zapato, así que me quité el otro y lo arrojé al océano también, después de lo cual regresé a mi camerino.
A nuestra llegada a los Estados Unidos, primeramente fuimos a la Escuela General Terrestre en Fort Riley, Kansas, y posteriormente asistimos a la Escuela de Comando Avanzado en Fort Benning, Georgia. Durante los descansos que se nos otorgaban en el entrenamiento militar, tuve la oportunidad de demostrar técnicas de Tang Soo a mis condiscípulos. Nos graduamos el 23 de Junio de 1950, dos días antes de que la guerra estallara en mi país.


Nos apresuramos a regresar a Corea. A mi llegada, se me ordenó establecer la Escuela de Entrenamiento para Oficiales. Mientras servía como Vice Superintendente de la escuela, recibí una visita del Maestro Lee, Won Kuk, fundador de Chung Do Kwan. Me dijo que tenía que irse a Japón por razones personales y me pidió que me quedara como jefe de Chung Do Kwan. Acepté su petición, pero debido a mi puesto como general en el ejército, me convertí en dirigente honorario y nombré al Maestro Son, Duk Son como jefe de Chung Do Kwan.


Cuando nuestras tropas cruzaron el paralelo 38, fui asignado al 1er Cuerpo. Una de mis primeras tareas fue darle un resumen de la situación al General Douglas MacArthur, el Comandante Supremo de las Tropas de las Naciones Unidas. Se encontraba visitando el frente de batalla y fui seleccionado para ponerlo al día en la situación de guerra. Muchos generales de las fuerzas de las Naciones Unidas vinieron con él. Después de un resumen que duró treinta minutos, le pregunté si deseaba hacer alguna pregunta, a lo cual respondió, "Sin preguntas, muy claro". Entonces se me acercó y mientras estrechaba mi mano me preguntó mi nombre.


Dr. Kimm: Usted creó la 29 División de Infantería, también conocida como División Puño, ¿podría hablarnos acerca de cómo formó esta división y se creó su original insignia?


General Choi: En Septiembre de 1953, el General Baek, Sun Yub, Jefe de Staff de la Armada Coreana, me pidió crear la División 28. Le pregunté: ¿Será esta la última división creada durante la guerra? Me dijo, "No, se creará otra en unos pocos meses más". Le pedí entonces que me permitiera crear la última división, La División 29 de Infantería; me concedió mi deseo.


La primera cosa que emprendí fue diseñar una bandera distintiva de la división. Tomado del número 29, el dos simbolizaba la península coreana dividida, mientras que visualicé el número nueve como mi puño. Diseñé la bandera de la división con mi puño sobre la península coreana. Después de ver la bandera, la gente le otorgó a la 29 el sobrenombre de División Puñoo Ik Keu División.


Mi segunda tarea fue escoger al personal militar a cargo. Para asistirme en el entrenamiento de las tropas en las rutinas militares, puse a cargo a los Coroneles Ha, Chung Kab y al Teniente Coronel Kim, Hwang Mok. También recluté al Maestro Nam, Tae Hee y al Maestro Han, Cha Kyu para que me ayudaran a entrenar a los soldados en Tang Soo. Por aquella época, aún cuando todavía llamaba a este arte marcial Tang Soo, las características y calidad de las técnicas eran ya muy diferentes del Karate que había practicado en Japón.
A mis oficiales e instructores de Tang Soo les di órdenes muy específicas: "Cuando los soldados entrenen Tang Soo, todos deben hacerle reverencia a los instructores, sin importar su rango. Fuera del gimnasio, los saludos se ejecutan de acuerdo a los rangos militares".


La combinación de ejercicios militares y la práctica del Tang Soo distinguieron a la nuestra de las demás compañías en el Ejercito Coreano. Estábamos listos para luchar con o sin armas.


Dr. Kimm: En 1954, el Presidente Seung Man Rhee, tras presenciar una demostración de Tang Soo ejecutada por la 29 División, declaró "Esto es Taek Kyun. Todos nuestros soldados deberían entrenar este arte." ¿Cuál fue el significado de esta demostración y de la declaración del Presidente Rhee?


General Choi: En Junio de 1954, la División Puño salió de la Isla Cheju para formar parte del 2º Cuerpo, ubicado en la provincia Kang Won en la parte Este de Corea. A mediados de Septiembre, se celebró una ceremonia conjunta para conmemorar el 4º Aniversario del 2º Cuerpo y el 1er Aniversario de la División 29. Como parte de la ceremonia, la 29 demostró técnicas de Tang Soo. El presidente Rhee observó nuestra exhibición con gran interés y no se sentó ni una sola vez durante los treinta minutos que duró. Cuando el Maestro Nam, Tae Hee rompió tejas con su puño, el Presidente, señalando sus propios nudillos, me preguntó: "¿Esta es la parte que usan para romper las tejas?" A lo cual respondí ¡Sí Señor! Entonces el presidente se volteó hacia los demás generales en el auditorio y dijo: "Esto es Taek Kyun. Quiero ver que todos nuestros soldados entrenen este arte".


Es cierto que muchos de los demás generales del Ejército Coreano no deseaban verme enseñándole Tang Soo a sus soldados, pero la declaración le presidente hizo más fácil introducir el Tang Soo al resto del ejército. Para lograr esto, necesitaba crear un instituto para entrenar y producir instructores de artes marciales. Cuando la División 29 mudó sus cuarteles generales a Yong Dae Ri, al oeste de la montaña Sulrak, ordené que se construyera un gimnasio. Lo nombré Oh Do Kwan y fue allí donde el Maestro Nam, Tae Hee empezó a enseñarle Tang Soo a los instructores militares.


Al describir como Taek Kyun a nuestro arte, el presidente Rhee me hizo pensar que el Tang Soo necesitaba un nuevo nombre, uno parecido a Taek Kyun. Las técnicas que estaba enseñando no eran Tang Soo ni Taek Kyun, así que necesitaba urgentemente un nuevo nombre.



Dr. Kimm: En 1955, usted organizó un Comité para otorgarle un nombre al arte marcial. ¿Por qué creó este grupo y qué tipo de retos tuvo que enfrentar durante los encuentros?


General Choi: Como ya lo mencioné, había estado investigando, entrenando y enseñando Tang Soo desde que fui asignado al 4º Regimiento en Kwang Ju Citiy en 1946. El arte se basaba en filosofía asiática y las técnicas en movimientos científicos. Nuestra demostración frente al Presidente Rhee tuvo un gran éxito.


abía creado el nombre Taekwon-Do y en 1955 sentí que era el momento de anunciar el nuevo nombre del arte. Pero en lugar de proclamar el nombre yo solo, pensé que sería más sabio crear un comité para nombrarlo. Por ese entonces, muchos de los dojangs civiles usaban el nombre Tang Soo, Kong Soo o Kwon Bub, porque muchos generales en el ejercito no estaban contentos con mis actividades.


El comité se integró con muchos ciudadanos distinguidos, como Mr. Cho, Kyung Jae, el Vice Vocero de la Asamblea General; General Lee, Hyung Keun, Comandante en Jefe del Ejercito; presidentes de periódicos, etc. En la reunión, expliqué que el nombre Taekwon-Do significaba el Arte de Patear y Golpear. Aunque algunos de los miembros del concejo se inclinaban por los nombres Tang Soo y Kong Soo, todos estuvieron de acuerdo en que el nombre a usar era el de Taekwon-do, pero uno de los miembros del comité sugirió que enviáramos el nombre al Presidente Rhee para su aprobación. Se le envió al Presidente Rhee y lo rechazó. El sentía que el Taek Kyun era un arte marcial tradicional y que deberíamos usar ese nombre en su lugar. Me dirigí a Mr. Kwak, Young Joo, el Jefe de Personal del Presidente y a Mr. Suh, Jung Hak, Director de las Fuerzas de Protección del Presidente. Les expliqué que se trataba de un nuevo arte, muy diferente del antiguo arte del Taek Kyun. Les pedí que trataran de persuadir al Presidente para que aceptara el nuevo nombre. Finalmente, se recibió el permiso del Presidente Rhee para usar el nuevo nombre de Taekwon-Do.
Después de recibir la aprobación presidencial, ordené que los antiguos letreros de Tang Soo en la fachada de Oh Do Kwan y Chung Do fueran remplazados por los nuevos letreros de Taekwon-Do. Asimismo, di instrucciones al Maestro Nam Tae Hee para que los soldados de Taekwon-Do pronunciaran "Tae Kwon" al hacer el saludo uno frente a otro.


El nombre de Taekwondo gradualmente se difundió a las filas militares a través de Oh Do Kwan y a los alumnos civiles a través de Chung Do Kwan.


En resumen, pienso que fue posible crear el nombre Taekwon-Do porque yo era un General de Dos Estrellas y tenía un poderoso amigo en la persona del General Lee, Hyung Keun, el Comandante en Jefe del Ejército y una buena relación con el Presidente Seung Man Rhee a través de la Caligrafía y el Tang Soo.


Dr. Kimm: En 1959, usted dirigió un equipo de Taekwon-Do en un viaje de buena voluntad a Vietnam y la República de China. ¿Cómo fueron decididos esos viajes?, ¿Cuál fue el significado de esas demostraciones?


General Choi: A mitad del verano de 1957 el Presidente Rhee invitó al Presidente Go Din Diem a visitar Corea. Dentró del intinerario oficial de la visita se incluyó una demostración de Taekwon-Do. Mientras veía la demostración, el Presidente Diem dijo, "Ahora entiendo porque los soldados coreanos son tan fuertes y bien disciplinados". Mi amigo, General Choi, Duk Shin escuchó su comentario. Posteriormente, el General Choi fue asignado como Embajador en Vietnam y él le pidió al Presidente Diem invitar a un equipo de Taekwon-Do coreano para hacer demostraciones en Vietnam. El Presidente Diem invitó al equipo y también recibimos una invitación para visitar la República de China.


Veintiún practicantes de Taekwon-Do fueron seleccionados para el equipo de demostración y recibieron dos semanas de entrenamiento especial en el Gimnasio de los Cuarteles Generales de la Armada.
La demostración en Vietnam fue todo un éxito. Estábamos invitados para hacer funciones durante dos semanas, y en ese lapso más de 300,000 personas presenciaron y gozaron nuestra demostración. Debido al éxito de la gira, el Presidente Diem nos pidió extender nuestra visita por una semana más. Durante una de nuestras exhibiciones, el General Tiu, Superintendente de la Academia Militar y más tarde Presidente de Vietnam, señaló: "Nunca imaginé que el cuerpo humano pudiera producir tal poder. Este es un arte marcial que deberíamos practicar en Vietnam".


El significado de nuestro viaje fue doble. Era la primera vez en 5,000 años de historia coreana que su cultura, espíritu y técnicas eran mostrados en un país extranjero. Además, en 1962 el gobierno de Vietnam oficialmente solicitó a Corea que le enviara un grupo de instructores a su país para instruir a los militares y comunidades civiles en el arte del Taekwon-Do.


Antes de regresar a Corea, hicimos una escala en Taipei, República de China. En Taipei, el General Yu nos dio la bienvenida. En su discurso de bienvenida dijo: "China y Corea han sido hermanos por mil años. El Taekwon-Do bien pudo haber sido introducido a Corea por China durante el reinado Kija (Kija es un chino legendario que estableció el Reino de Kija antes del nacimiento de Cristo). En mi respuesta ante la audiencia, escondiendo mis sentimientos lastimados, dije, "Si, China y Corea han sido naciones hermanas durante nuestra historia. Pero el Taekwon-Do es un nuevo arte marcial creado por mi en 1955. No existía Taekwon-Do antes de Cristo".


Dimos demostraciones en Dae Buk y en Dae Nam. Nuestras exhibiciones en Dae Buk fueron presenciadas por muchos oficiales de alto rango del gobierno chino, incluyendo a Chiang, Kyung Kuk, el hijo del Presidente, y el segundo hombre más poderoso en la República.


Cuando diseñábamos el contenido de nuestra demostración, los chinos pidieron tiempo adicional para una exhibición de Byuk Jang Sool o Kung Fu. Inmediatamente estuvimos de acuerdo, ya que teníamos mucha confianza en nuestra habilidad para vencer la popularidad del Kung Fu. Durante la demostración, recibimos muchas ovaciones de pie aplaudiendo nuestros rompimientos, pateo y técnicas de defensa contra armas.
El Embajador Coreano en la República de China, General Kim, Hong Il, me dijo, "Hace un año, lloré de tristeza debido a que nuestro equipo de volleyball perdió por un punto ante los chinos, pero ahora, lloro de gusto porque las destrezas del Taekwon-Do son muy superiores a las del Kung Fu."



Dr. Kimm: Cuando usted organizó la primera Asociación Coreana de Taekwondo, ¿qué clase de retos tuvo que enfrentar?


General Choi: En 1959 me encontraba trabajando en los Cuarteles Generales del Ejército en Seúl y podía disponer de más tiempo para dedicarme al Taekwon-Do. Creé el Departamento de Mu Do (Artes Marciales) en la Armada y fui designado como su primer director.


En Seúl, una de mis metas era unificar a los principales grupos de Taekwon-Do y formar la Asociación Coreana de Taekwon-Do. Originalmente, planeaba crear la Asociación Coreana de Artes Marciales. En contraste con la Unión Deportiva Coreana, que hacía énfasis en la competencia, deseaba que la Asociación Coreana de Artes Marciales se concentrara en la Filosofía Asiática. Sin embargo, los líderes de Judo y Kumdo ya se habían afiliado a la Unión Deportiva. No tuve otra opción que formar también parte de la Unión.
Para poder ingresar a la Unión, debíamos tener un solo nombre para las artes de pateo y golpeo. Mientras que el Taekwon-Do estaba muy difundido en el ejército, Oh Do Kwan y Chung Do Kwan, así como muchas escuelas civiles, todavía usaban nombres como Tang Soo, Kong Soo y Kwon Bub.


A finales del otoño de 1959, invité a los líderes de los cuatro principales Kwons a mi casa. No, Byung Jik representando a Song Moo Kwan; Yoon, Kwe Byung reprensentando a Ji Do Kwan; Lee, Nam Suk represetando a Chang Moo Kwan; Hwang, Ki representando a Moo Duk Kwan; mientras que yo representaba a Oh Do Kwan y Chung Do Kwan.


A todos ellos les expliqué que necesitábamos unificarnos bajo un solo nombre para poder recibir la membresía de la Unión Deportiva Coreana. También les hice conciencia de que el Taekwon-Do era ya bien conocido en el ejército y que habíamos dado demostraciones en Vietnam y la República de China bajo el nombre de Taekwon-Do.


No, Byung Jik y Lee, Nam Suk desistieron de usar el nombre Tang Soo, mientras que Hwang, Ki deseaba seguir usándolo. Les dije: "No entiendo porqué insisten en usar los nombres del Karate japonés. El único propósito que tuve para convocar a esta reunión fue el de deshacernos de las variantes coreanas en la pronunciación del Karate japonés; Kong Soo y Tang Soo."


Subiendo la voz, dije: "Ahora tenemos una filosofía propia y técnicas con identidad coreana, así que unifiquémonos bajo el nombre de Taekwon-Do." Finalmente los maestros accedieron y la Asociación Coreana de Taekwon-Do se formó.


Fui elegido como presidente; mientras que No, Byung Jik y Ion, Kwe Byung fueron designados como Vice-Presidentes, a la par que Hwang, Ki fue nombrado Presidente de la Junta de Directores.


Esa fue la primera vez que las cabezas de los seis principales Kwans estuvieron de acuerdo en usar el nombre de Taekwon-Do. Mientras se procesaba nuestra solicitud, hubo un levantamiento estudiantil el 19 de Abril de 1960 que terminó derrocando al gobierno del Presidente Rhee y con ello perdimos nuestra oportunidad de obtener el registro. Se necesitaron otros dos años para que nuestra solicitud fuese aceptada.


Dr. Kimm: El 16 de Mayo de 1961, usted participó en el golpe de estado que tomó el control de gobierno y posteriormente instaló al General Park Chung Hee como Presidente de Corea. ¿Cuáles fueron los factores que posteriormente lo distanciaron de él?


General Choi: Primero, permítame explicar la relación que existía entre el General Park y Yo. Fui uno de los 110 padres fundadores del Ejército Coreano. El general Park era menor que yo y siempre se dirigía hacia mí como "Señor".


La razón por la cual me uní al golpe de estado fue un miembro de mi personal me aseguró que el General Chang, Do Young, Jefe de Staff del Ejercito, era quien dirigía el movimiento. Posteriormente supe que el General Park solamente usó el nombre del General Chang para convencer a los demás de unirse al movimiento. Una vez que el golpe de estado tuvo éxito, el General Park acusó al General Chang de ser un contra-revolucionario y lo exilió hacia los Estados Unidos.


Inicialmente el General Park prometió al pueblo coreano que él retornaría al ejército una vez que el golpe se hubiera completado, pero la verdad es que el General Park y su gente se encontraban ocupados preparándose para apoderarse de la presidencia.


Yo le aconsejé al General Park, "Cumpla la promesa que le hizo a la gente y regrese al ejército lo antes posible. Entonces la gente lo respetará por siempre." En lugar de hacerle caso a mi consejo, me obligó a retirarme y me nombró Embajador de Malasia.



Dr. Kimm: ¿Cómo fue que la Asociación Coreana de Taekwon-Do cambió su nombre por el de Asociación Coreana de Tae Soo Do en 1962?


General Choi: Cuando fui nombrado Embajador de Malasia en 1962, reviví mi intento de registrar la Asociación Coreana de Taekwon-Do en la Unión Deportiva Coreana. Para ese entonces, una nueva generación de maestros había ascendido a puestos directivos en sus respectivos Kwans. Invité a Um. Eung Kyu, Presidente de Chung Do Kwan; Lee, Jong Woo, Jefe de Instructores de Ji Do Kwan y a Lee, Nam Suk, Presidente de Chang Moo Kwan a mi casa.


Durante la reunión, las discusiones se centraron acerca de cuál nombre debería usarse. Les dije, "Ya se escogió el nombre de Taekwon-Do. Si desean discutir acerca de un nuevo nombre, adelante." Y entonces abandoné la junta.


Unos días después, los periódicos empezaron a reportar que el nombre de Taekwon-Do había sido cambiado por el de Tae Soo Do y que yo había sido electo Presidente de la Asociación Coreana de Tae Soo Do. Me negué a aceptar el nombramiento puesto que no estaba de acuerdo con el cambio de nombre. De cualquier manera, tenía que partir hacia Malasia y no podría volver a Corea en muchos años. Recomendé al General Chae, Myung Shin para el puesto. El había recibido la cinta negra 5º Dan de Taekwon-Do directamente de mí.


Haciendo preparativos para el futuro del Taekwon-Do, le ordené a Um, Eung Kyu, Presidente de Chung Do Kwan; a Nam, Tae Hee, Presidente de Oh Do Kwan y a Hyung, Jong Myung, Presidente de la Asociación de Estudiantes de Taekwon-Do que formarán la Asociación Coreana de Taekwon-Do. Y entonces partí hacia Malasia.


Dr. Kimm: ¿Cómo se desempeñó como embajador de Corea en Malasia?


General Choi: Cuando llegué a Malasia me encontré con que la gente no sabía mucho acerca de Corea. Decidí que la mejor manera para que supieran acerca de ella era a través de mi caligrafía y del Taekwon-Do. Entonces, patrociné una exhibición con mi caligrafía y mostré fotografías de Taekwon-Do. Los reporteros que cubrían la inauguración se mostraron muy interesados en el Taekwon-Do y me pidieron que les demostrara algunas técnicas. Me arranqué el saco y la camisa, quedándome solamente con mi playera para poder mostrarles algunas técnicas. Al día siguiente, artículos y fotos de mi demostración aparecieron en los periódicos. Esto no fue visto con buenos ojos en Seúl. Los miembros del gobierno coreano pensaron que hacer una exhbición en camiseta era indigno de un embajador.


Pero el Primer Ministro de Malasia Dung Ku Rama elogió mi exhibición y me pidió que organizara una demostración durante el aniversario de la independencia malaya en 1963. La demostración de Taekwon-Do fue televisada y vista en todo el país, así como por espectadores de países vecinos. Pronto estos países solicitaron que se les enviara Taekwon-Do para instruir a los civiles en este arte marcial. El Taekwon-Do se estaba ahora difundiendo por todo el sudeste asíático y en cada país se formó una Asociación Nacional de Taekwon-Do.


En Febrero de 1964, volé hacia Saigón, Vietnam, para entrevistarme con el Mayor Baek, Joon Ki, cabeza de los instructores Coreanos de Taekwon-Do en Vietnam. El Mayor era un buen oficial militar y un buen instructor de Taekwon-Do. Reunió a todos los instructores de Taekwon-Do en Vietnam para un seminario en el cual yo introduciría la Teul que había creado. Debido a que el seminario se organizó de último minuto, el único lugar en el que podíamos practicar era la azotea del hotel. Hacía un calor terrible y había mucha humedad. El Embajador Coreano en Vietnam, General Shin, Sang Chul asistió al seminario y se preocupó por mi salud en tales condiciones. Durante el seminario, todo los instructores aprendieron la nueva Teul (forma) y comenzaron desde entonces a enseñarlas en Vietnam.


Posteriormente envié un manuscrito con la nueva Teul al Teniente Coronol Woo, Jong Lim, cabeza de Oh Do Kwan en Corea y le ordené que empezará a enseñarla en Oh Do Kwan en Chung Do Kwan y en el Ejército Coreano.


Cuando llegó el verano de 1964 había ya completado 20 de las 24 Teuls y había establecido un cimiento firme de técnicas y formas para un libro de texto sobre Taekwon-Do próximo a editarse en inglés. Fue en ese entonces que las nuevas Teul empezaron a volverse populares en el Sureste de Asia y Corea.



Dr. Kimm: Cuando regresó a Corea en 1965 se convirtió en Presidente de la Asociación Coreana de Tae Soo Do. Al poco tiempo de su retorno usted cambió el nombre de la Asociación por el de Asociación Coreana de Taekwon-Do. Por favor dígame como era la condición del Taekwon-Do en Corea por ese entonces.


General Choi: Cuando regresé a Corea, la Asociación Coreana de Tae Soo ya era miembro de la Unión Deportiva de Corea. Las reglas de las competencias de Tae Soo Do no eran muy diferentes a las que existían en el Karate japonés. Sabía que tenía que hacer un cambio y recordé un viejo dicho coreano que dice, "Para poder atrapar a un cachorro de tigre, tienes que meterte a la jaula del tigre." Así que me convertí en presidente de la Asociación.


Poco tiempo después, convoqué a junta de la Asamblea General y propuse cambiar el nombre de Tae Soo Do por el de Taekwon-Do. La votación para cambiar el nombre se ganó por solo un voto y recuerdo que un delegado rompió a llorar lamentándose del cambio de nombre. La razón por la cual pude cambiar el nombre era que, aún cuando el Presidente Park y yo no nos entendíamos en asuntos políticos, todavía poseía yo la reputación y el poder de un embajador y de un general retirado de doble estrella.


Dr. Kimm: En 1966 usted formó la Federación Internacional de Taekwon-Do. ¿Cuál fue el propósito de formar esta organización y quien le ayudo por aquel entonces?


General Choi: En 1965, mientras fungía como Presidente de la Asociación Coreana de Taekwon-Do, el Embajador Coreano en Alemania Occidental, mi amigo el General Choi, Duk Shin me dijo que existía interés en tener una equipo de exhibición de Taekwon-Do que viajara por Europa. El consiguió las invitaciones oficiales para que el equipo se fuera de gira por seis países europeos y asiáticos.


Sometí al Gabinete Presidencial todos los trámites de papelería para obtener los viáticos necesarios y el nombre de la gira fue bautizado como Equipo de Demostración Kukki Taekwon-Do de Buena Voluntad. Esa fue la primera vez en que usé el término Kukki Taekwon-Do (Taekwon-Do Nacional) en un documento oficial.


Los miembros del equipo fueron Han, Cha Kyo, Park, Jong Soo, Kwon, Jae Hwa, Kim, Joong Keun y Yo como capitán del equipo. Hicimos gira por Alemania, Italia, Egipto, Turquía, Malasia y Singapur. Las demostraciones fueron todo un éxito y eventualmente condujeron a la creación de asociaciones de Taekwon-Do en todos los países de la gira.


El 22 de Marzo de 1966, representantes de nueve naciones se reunieron en Seúl para formar la Federación Internacional de Taekwon-Do. El Sr. Kim, Jong Phil, Presidente de Kong Hwa Dang, el partido en el poder, fue electo Presidente; Lee, Han Ra, Secretario de Comercio en Industria de Malasia, como Vicepresidente; Um, Eung Kyu, Secretario General y Lee, Jong Woo como Presidente del Comité Técnico. La fundación de la Federación Internacional de Taekwon-Do representó la primera vez en la historia de Corea en la que una organización internacional fue creada con sus cuarteles generales con sede en Corea y con un Coreano fungiendo como Presidente.


Los países integrantes en ese momento de la Federación Internacional de Taekwon-Do fueron: Corea, Vietnam, Malasia, Singapur, Alemania Occidental, Estados Unidos de América, Turquia, Italia y Egipto. La organización creció rápidamente hasta llegar a incluir a treinta y tres paises miembros en solo dos años.


Dr. Kimm: ¿Cómo fue que el Taekwon-do se volvió tan popular y practicado durante la Guerra de Vietnam?


General Choi: Vietnam fue el primer país extranjero en el que el Taekwon-Do se enseñó en gran escala. Como ya lo había mencionado, el Presidente Go Din Diem quedó muy impresionado con nuestra exhibición de Taekwon-Do en 1959 y solicitó instructores para enseñar a la milicia vietnamita. El primer grupo de instructores de Taekwon-Do fue encabezado por el Mayor Nam Tae Hee, quien llegó a Vietnam en 1962. Estos instructores enseñaron Taekwon-do a los militares vietnamitas y a los civiles, así como a los coreanos y otros soldados extranjeros estacionados en Vietnam.


Conforme creció el conflicto, el número de instructores enviados a Vietnam también creció. En 1973, 647 instructores de Taekwon-Do habían sido enviados a Vietnam y con ellos llegaron los nuevos avances en técnicas y las nuevas Teul que se habían desarrollado. La fuerza del entrenamiento de Taekwon-do de los soldados coreanos tuvo un efecto psicológico sobre el Viet Cong. Mediante el entrenamiento de Taekwon-Do, los soldados coreanos habían desarrollado una condición física excelente, una mentalidad poderosa y técnicas superiores de combate. Los jefes del Viet Cong aconsejaban a sus tropas retirarse en lugar de pelear si se topaban con soldados coreanos.


Irónicamente, el Taekwon-Do experimentó un gran crecimiento debido a la guerra. Muchos soldados extranjeros que aprendieron Taekwon-Do en Vietnam, posteriormente invitaron a sus instructores para que los visitaran en sus países de origen. Gracias a Vietnam, muchos instructores obtuvieron la oportunidad de enseñar Taekwon-Do por todo el mundo.


Dr. Kimm: General Choi, esta es una pregunta difícil y muy personal, ¿cuál fue la razón de su exilio de Corea?


General Choi: El poder del General Park, Chung Hee en Corea se solidificó después de su elección para un segundo término como Presidente. El clima político en Corea me hacía pensar que si me quedaba y no apoyaba sus políticas, podía yo quedar bajo arresto domiciliario o bien enviado a prisión. Había visto lo que le hacía a sus rivales políticos. Bajo esas circunstancias, no iba a tener libertad para promover el Taekwon-Do o dirigir la Federación Internacional de Taekwon-Do y el Taekwon-Do era mi vida.


Después de la elección, el Presidente Park envió a Kim, Un Yong, el diputado director de la Fuerza Presidencial de Protección para tomar control de la Asociación Coreana de Taekwon-Do. Poco después, la Asociación Coreana de Taekwon-Do empezó a interferir con los asuntos de la Federación Internacional de Taekwon-Do.


En Agosto de 1971, presidí una reunión del Comité en Funciones de la Federación Internacional de Taekwon-Do. En aquella junta señalé, "Queridos miembros, el Presidente de la Federación Internacional de Taekwon-Do es un Coreano, pero esto no significa que la ITF deba ser controlada o dirigida por el gobierno coreano. Es una organización internacional que no permite influencias de ningún país en nuestras decisiones mediante una presión indebida."


Después de esto, comencé mis planes para abandonar Corea en secreto.


Dr. Kimm: ¿Existía una razón en particular para escoger a Canadá como su lugar de exilio?
General Choi: Si. Primero, Canada puede ser considerado como una nación del bloque occidental, pero mantiene una postura neutral en asuntos internacionales. Desde Canadá, sentí que podría viajar libremente a Occidente y al bloque oriental, así como a las naciones del Tercer Mundo para difundir el arte del Taekwon-Do.


Segundo, geográficamente Canadá está centralmente localizada entre Europa y Sud América, así que es fácil viajar a esos continentes.


La tercera razón era que mi querido estudiante, Park, Jong Soo ya había establecido fuertes raíces en Canadá y estaba operando una escuela muy exitosa. Esto hacía más fácil mover los cuarteles generales de la Federación Internacional de Taekwon-Do a Canadá.


Por último, sabía que las Olimpiadas iban a celebrarse en Montreal en 1976. Teniendo como base Canadá, sentía que tendría una muy buena oportunidad de promover al Taekwon-Do como un deporte olímpico.


Dr. Kimm: ¿Cuál fue la reacción del gobierno coreano cuando se enteró de que un general de dos estrellas retirado estaba ahora en Canadá como exiliado?


General Choi: El Presidente Park envió a muchos miembros prominentes del la Asamblea General para que trataran de persuadirme de regresar a Corea. Me dijeron que el Presidente me prometía un puesto en el gabinete como Secretario de Asuntos Exteriores o bien como embajador en el país de mi elección.


Después de mi rechazo a estas primeras propuestas envió entonces a muchos de mis amigos cercanos para que me convencieran. Cuando esto falló, el Presidente secuestró a mi hijo y a mi hija y amenazó con matarlos si no regresaba.


Mi respuesta fue, "Escojo al Taekwon-Do sobre mis hijos".



El Presidente Park, conociendo mi carácter y determinación, le ordenó a Kim, Un Yong establecer la Federación Mundial de Taekwon-Do (WTF) para luchar contra la Federación Internacional de Taekwon-Do.


Dr. Kimm: ¿Qué tipo de dificultades ha tenido que enfrentar después de 25 años en el exilio?


General Choi: Nadie tiene idea de cuán solitaria es la vida de un exiliado. No tengo dinero ni el tipo de amigos con quien se puede reír y bromear, pero no me arrepiento de mi decisión de abandonar Corea, porque he tenido la oportunidad de difundir el Taekwon-Do por el mundo entero. He enseñado Taekwon-Do sin distinción de raza, religión, nacionalidad o ideología. Respecto a eso he sido el hombre más feliz en el mundo y estoy orgulloso de haber dejado mi huella en la vida.


Difundir el Taekwon-Do por todo el mundo constituye todo un reto. Viajo constantemente impartiendo seminarios, dirigiendo demostraciones y presidiendo campeonatos. Esto lo he hecho sin importarme las amenazas a mi vida por parte de los Oficiales de la Central Coreana de Inteligencia y del personal diplomático de Corea.


Agentes del gobierno coreano le han dicho a los oficiales del aeropuerto que yo soy cabeza de una organización terrorista que intenta asesinar al presidente de Corea y que se me debería impedir el ingreso al país. Han presionado a los dueños de gimnasios para que se me nieguen las facilidades para impartir seminarios. Esto ha sucedido muchas veces, por lo que he tenido que impartir mis seminarios en parques públicos.


En muchas ocasiones han enviado a antiguos estudiantes para que traten de secuestrarme y han tratado de matarme asesinos armados.


Los oficiales de la inteligencia coreana han amenazado a los parientes de instructores de ITF que enseñan en otros países si continúan asociándose conmigo. Estos agentes también le han dicho a los instructores expatriados de ITF que sus pasaportes no serán renovados si continúan su contacto conmigo. Así es que, con el paso del tiempo, la mayoría de mis instructores foráneos me han abandonado.


Pero la presión que he recibido del gobierno coreano me ha hecho más fuerte que nunca y pongo toda mi energía en desarrollar nuevas técnicas de Taekwon-Do. Enseño el mismo sistema de Taekwon-Do en cualquier parte del mundo.


Dr. Kimm: General, usted organizó El Primer Campeonato Mundial de Taekwon-Do en Montreal, Canadá, en 1974. ¿Todavía se organiza ese campeonato en nuestros días?


General Choi: Si, en Septiembre de 1999, el 11º Campeonato tendrá lugar en Argentina. En 1969, la Federación Internacional de Taekwon-Do tenía treinta países miembros. Había planeado que el primer campeonato mundial se celebrara en Corea, pero esto nunca se materializó.


Para cuando llegué a Canadá, me encontré con que tenía más libertad para organizar un campeonato. El primero se llevó a cabo en Canadá, seguido por campeonatos en Estados Unidos, Argentina, Escocia, Grecia, Hungría, Canadá nuevamente, Corea del Norte, Malasia, Rusia y nuevamente Argentina este año.
Efectuamos competencia de combate, formas y rompimientos en los Campeonatos Mundiales.


Dr. Kimm: He escuchado de mucha gente que usted estuvo involucrado en actividades políticas contra el gobierno coreano. ¿Qué le gustaría comentar sobre estas acusaciones?


General Choi: La gente necesita entender la diferencia entre anti-gubernamental y anti-dictatorial. Yo luché contra el dictador Park, Chung Hee y sus seguidores.


Yo conocí a Park, Chung Hee mejor que nadie. No creí que Park estuviera calificado para ser presidente y jamás pensé que fuera un mandatario legítimo. El se graduó de la Academia Militar Japonesa y peleó contra el Ejercito Revolucionario Coreano durante la ocupación. Después de la liberación de Corea del Japón, se unió al Ejército Coreano y entonces organizó una insurrección contra el gobierno. Durante la corte marcial que se le aplicó, fui uno de los jueces que lo sentenció a morir.


Participé en el golpe de estado porque creía que el movimiento era dirigido por el General Chang, Do Young, Comandante en Jefe de la Armada. Pero Park únicamente usó el nombre del general y engañó a muchos de los generales que participaron en el golpe de estado. El General Chang y yo estábamos entre los jueces que previamente habíamos participado en la corte marcial de Park. Enfrentado a la oposición de muchos generales para su candidatura, incluído yo, Park nos obligó a retirarnos del ejército y envió a los Estados Unidos al General Choi como exiliado.


Después de que Park se convirtió en presidente, cambió la constitución coreana tantas veces que prácticamente se convirtió en Presidente de por vida. Y valiéndose de la Central de Inteligencia Coreana, controló de manera estricta las libertades del pueblo coreano.


Eventualmente el clima político me obligó a exiliarme en Canadá y traté de informar al mundo de lo que estaba sucediendo en Corea. A través de los medios de información, hice un llamado urgente a los militares coreanos para derrocar al dictador Park y restaurar la democracia en Corea.


La dictadura de Park se prolongó por espacio de 18 años, de 1961 a 1979, ¿pero qué sucedió? Park perdió la vida por confiar en el director de la Inteligencia Coreana, General Kim, Jae Kyu.


La muerte de Park no teminó con el gobierno totalitario. El General Chun, Doo Hwan y el General Ro, Tae Woo tomaron el poder y perpetuaron el gobierno militar hasta principios de 1990. Bajo estas condiciones, continué luchando contra la dictadura, no contra el pueblo coreano.


Dr. Kimm: ¿Cuándo y porqué visitó Corea del Norte?, ¿Cómo transformó esta visita el destino de la Federación Internacional de Taekwon-Do?


General Choi: Una de las razones por las que me exilié en Canadá fue para difundir el Taekwon-Do por todo el mundo sin distinción de ideología, raza, religión o nacionalidad. En Canadá, sentí que sería sabio enseñar Taekwon-Do en Corea del Norte y entrenar a los instructores que se encargarían de ello. A través de mi experiencia en Corea del Norte, percibí que el Taekwon-Do podía difundirse en otros países comunistas y del Tercer Mundo.


En los países capitalistas, conocí a muchos instructores de Taekwon-Do que no estaban realmente calificados como tales y que abrían escuelas solo para hacer dinero. Me hice a la idea de producir instructores de Taekwon-Do en Corea del Norte que no estuvieran contaminados por el comercialismo occidental. De esta forma, la verdadera filosofía y técnicas del Taekwon-Do podrían continuar su desarrollo. Pensé también que este movimiento estimularía y motivaría a otros instructores del mundo libre.


La mayoría de los instructores de Taekwon-Do que yo entrené y que se encontraban enseñando en otros países comenzaron a abandonarme cuando se creó la Federación Mundial de Taekwon-Do. Para 1980 solamente diez instructores coreanos continuaban conmigo. Cuando mis devotos alumnos me dejaron sentí dolor en mi corazón. Pero estos incidentes me dieron la oportunidad de desarrollar nuevas técnicas y buscar nuevas fuentes de instructores.


En 1982, fui invitado para llevar al Equipo de Demostraciones de Taekwon-Do a Corea del Norte por parte del Sr. Kimm, Yoo Son, Presidente de la Unión Deportiva de la República Popular Democrática de Corea. El Vice Primer Ministro Chung, Joon Ki y muchos otros oficiales de alto rango se entrevistaron con los quince miembros del equipo de exhibiciones en el Aeropuerto de Pyongyang.


Nuestra gira de dos semanas nos llevó a visitar muchas ciudades y las demostraciones fueron todo un éxito. Tan exitosas de hecho, que antes de partir el Ministro Chung me dijo, "Hemos decidido enseñar Taekwon-Do en nuestro país, así que por favor envíenos instructores de Taekwon-Do."


Después de mi regreso de Pyongyang, entrené al Maestro Park, Jung Tae por seis meses en el sótano de mi casa y eliminé sus hábitos de movimientos de Karate.


El Maestro Park fue a Corea del Norte y empezó a enseñar Taekwon-Do en Febrero de 1982. Recibió un salario de $2,000.00 dólares al mes y enseñó por siete meses. En Septiembre de 1982 regresé a Corea para conducir un seminario de dos días donde enseñé los detalles finos de las Teul y las técnicas.


Cuarenta y cuatro estudiantes presentaron examen. Diecinueve estudiantes pasaron el examen para Cinta Negra Cuarto Dan y el resto pasó el examen para Cinta Negra Tercer Dan. Después de la prueba, el Maestro Rhee, Ki Ha se mostró muy contento y me preguntó como fue posible que se aprendieran tantas técnicas y Teuls en tan poco tiempo. Este era un milagro del Taekwon-Do. Yo mismo estaba muy emocionado y les dije a los Maestro Rhee y Park, "Ahora tengo suficientes instructores de Taekwon-Do para difundir la técnica por todo el mundo."


Con los instructores recién promovidos, dimos exhibiciones en Pyongyang, Nam Pho y la Ciudad de Chung Jin. Fueron recibidos con gran entusiasmo. Elogié al Maestro Park por su excelente labor enseñando en Corea del Norte y los promoví al grado de Cinta Negra Octavo Dan.


Hoy en día, el entrenamiento de Taekwon-Do en Corea del Norte se imparte en los gimnasios de las escuelas primarias y en las Universidades. El nivel de práctica del Taekwon-Do en Corea del Norte está entre los mejores del Mundo y muchos instructores de Corea del Norte han viajado a otros países para enseñar Taekwon-Do.



Dr. Kimm: A través de la historia, las naciones de Corea, China y Japón han intercambiado su cultura y peleado guerras entre ellas. ¿Cuál fue la primera vez que el Taekwon-Do fue introducido en China y cuál fue el significado de este fenómeno?


General Choi: Como usted sabe, Corea y China están muy cerca uno del otro geográficamente. China, como país grande, siempre trató a Corea como un hermano mayor lo haría con su hermano más joven. Esta mentalidad se revirtió con el Taekwon-Do. El gobierno de la República de China invitó al equipo coreano de exhibiciones para dar funciones en Taipei en el año de 1959, después de una gira de tres semana por Vietnam.


Dimos demostraciones en Dae Buk y en Dae Nam. Nuestra exhibición en Dae Buk contó con la asistencia de muchos oficiales de alto rango del gobierno chino, incluyendo a Chiang Kyung Kuk, hijo del presidente y el segundo hombre más poderoso en la República.


En 1967, durante una visita de estado a la República de China, el Presidente Chiang Kaik Sek le pidíó al Primer Ministro coreano Jung, Il Kwon que le enviara instructores de Taekwon-do para instruir a los militares chinos. Seleccioné a 5 prominentes instructores de Taekwon-do y se los envié a China bajo el mando del Teniente Coronel Hong, Sung In. Cuando visité Taipei una año después, el Teniente Coronel Hong me dijo, "Ahora Corea se ha convertido en la nación de maestros y China se ha convertido en una nación de estudiantes." El Taekwon-Do cambió la relación hermano mayor-menor a la de estudiante y maestro.


Introducir el Taekwon-Do en la República Popular de China no fue una tarea fácil. En China se pensaba que todas las artes marciales de oriente se habían originado allí. No deseaban aprender artes marciales de otros países. Para 1982, ya había yo amasado un gran número de instructores. Le solicité al Sr. Deuk Joon, Vicepresidente de la Federación Deportiva Coreana que contactara a los chinos de mi parte.


Con el paso del tiempo, ambas naciones acordaron intercambiar programas de artes marciales y en 1986 llevé a un grupo de 30 instructores norcoreanos en una gira de buena voluntad a Beijing. Fuimos cálidamente recibidos por el Sr. Suh Jae, Presidente de la Federación China de Wu Shu. Las Demostraciones tuvieron lugar en Beijing y en la Ciudad de Sian. El auditorio estaba repleto de espectadores y nuestro éxito hizo que China aceptara enseñar Taekwon-Do con una silenciosa aprobación no oficial.


El siguiente año, el profesor Choi, Bong Ki de la Universidad Yun Byun me invitó para que le enseñara a 70 estudiantes. Gradualmente el Taekwon-Do empezó a ser enseñado por toda China.


Dr. Kimm: General, ¿cuándo introdujo el Taekwon-Do a Japón y cuál fue el significado de esta hazaña?


General Choi: Una de la razones más fuertes que tuve para crear el Taekwon-Do fue la de distinguirlo del Karate japonés. Quería mostrar la superioridad del Taekwon-Do sobre el Karate en técnicas y filosofía. Desde 1960 yo soñaba con abrir el Taekwon-Do en Tokio, pero tuve que esperar pacientemente por veinte años.
En 1981, fui invitado a dar una demostración en el marco de la Conferencia de la Unificación Coreana celebrada en Tokio. Los maestros Park, Jung Tae, Kim, Suk Joon y Young Suk dieron una brillante exhibición de Taekwon-Do. Mas tarde, uno de los espectadores, Sr. Jun, Jin Shik se me acercó y me dijo que urgía construir una escuela de Taekwon-Do en Tokio. El era un destacado hombre de negocios coreano en Japón y ofreció cubrir todos los gastos. En Septiembre de 1982 inauguramos la escuela en Tokio.


Estoy muy agradecido hacia el Sr. Jun, quien falleció hace algunos años. Gracias a su ayuda, miles de japoneses aprenden Taekwon-Do día con día. Cuando veo a los alumnos japoneses hacerle reverencia a la bandera coreana y a los instructores coreanos, mi mente se remonta a aquellos días de la ocupación japonesa de Corea. Expreso mi reconocimiento a todos aquellos que fueron sacrificados tratando de recobrar la Independencia de Corea.


Dr. Kimm: Usted y Mas Oyama una vez trabajaron juntos tratando de impulsar el Taekwon-Do, pero esta sociedad no tuvo éxito. ¿Podría hablarme de su relación con Mas Oyama?


General Choi: En 1966, regresando de un viaje a los Estados Unidos, hice una escala en Tokio, Un amigo mío me contó que Mas Oyama se encontraba haciendo los trámites de convertirse en ciudadano japonés. Como usted sabe, Mas Oyama nació en Corea. El abandonó su casa a temprana edad y pasó gran parte de su vida en Japón con su nacionalidad coreana.


Decidí reunirme con él para tratar de evitar que se convirtiera en ciudadano japonés. Primero, elogié sus logros en el Karate y le hablé de su hermano que vivía en Corea. Le dije que Corea necesitaba hombres como él y que debería regresar para trabajar juntos en la promoción del Taekwon-Do. Si así lo hacía su nombre sería conocido en la historia de Corea. El Maestro Oyama me dijo que comprendía lo que le había dicho y se fue a casa, prometiendo verme al día siguiente.


A la mañana siguiente, supe por el Sr. Lee, Sung Woo, un buen amigo del Maestro Oyama, que éste lo había visitado después de que hablamos la tarde anterior y que le dijo: "Yo nací en Corea, pero llegué a Japón a temprana edad. Con la ayuda del Primer Ministro Sato logré el éxito que tengo hoy. El Primer Ministro me alienta para que me convierta en ciudadano japonés."


Después de hablar con el Sr. Lee, comprendí que el Maestro Oyama estaba vacilante en relación a su decisión de convertirse en ciudadano japonés, así que lo invité a Corea. Visitamos Seúl y el DMZ. Organicé una exhibición de Taekwon-Do para él. Después fuimos a su pueblo natal donde se reunió con sus hermanos, parientes y amigos. También conseguí que lo entrevistara la televisora KBS.


Antes de regresar a Japón, él me dijo en el Aeropuerto de Kimpo, "Como persona de mentalidad simple, no creo poder sobrevivir en esta clase de ambiente." Y entonces abandonó Corea.


Aún cuando seguimos caminos distintos, nos convertirnos en hermanos de sangre. Yo siendo el hermano mayor y Mas Oyama mi hermano menor.


Dr. Kimm: ¿Por qué piensa que el Taekwon-Do se difundió tan rápidamente por el mundo entero?


General Choi: Primero que nada, le doy crédito a la revolución de los transportes. A partir de 1959 he viajado miles y miles de millas para dar demostraciones, impartir seminarios y asistir a campeonatos. Sin el Jet me hubiera sido imposible viajar a todo el mundo.


Segundo, también le doy crédito a la industria electrónica y a los medios impresos. Millones de instructores de Taekwon-Do y alumnos han aprendido de mis libros, videos y CD-ROMs.


La tercera razón es que el Taekwon-Do contiene técnicas y una calidad muy superior a la de otras artes marciales. La filosofía está basada en mi experiencia personal y en la sabiduría asiática, mientras que las técnicas se basan en movimientos científicos.


Finalmente, doy crédito a todos los instructores de Taekwon-Do que enseñan por todo el orbe.


Dr. Kimm: ¿Usted cree que unificar la Federación Internacional de Taekwon-Do y la Federación Mundial de Taekwon-Do ayudaría a reunificar Corea del Norte y del Sur?


General Choi: Sí. Corea del Norte es miembro de la Federación Internacional de Taekwon-Do (I.T.F.) y Corea del Sur es miembro de la Federación Mundial de Taekwon-Do (W.T.F.). La Unificación del Taekwon-do motivaría a varios grupos, incluyendo los políticos, a trabajar por la unificación de Corea. Los instructores de Taekwon-Do en Corea no gozan de la misma libertad de expresión que tienen los instructores de otros países. Así que, los instructores de Taekwon-Do en el extranjero deberían jugar un papel más importante y servir como puente entre Corea del Norte y del Sur.


Para poder abrir la puerta que comunica a ambos lados, los instructores en el extranjero deberían visitar y asistir a los seminarios, demostraciones y campeonatos de ambas federaciones. El contacto frecuente entre los instructores de ambos grupos eliminaría la desconfianza. Crear este tipo de ambiente constituiría un paso muy importante para la unificación de Corea.


Dr. Kimm: ¿Cuando regrese a Corea, que es lo primero que le gustaría hacer?


General Choi: Lo primero que haría sería visitar la tumba de mi madre y presentarle mis respetos. Durante toda mi vida estuve siempre en gran deuda con ella, pero no pude verla en su último día porque me encontraba en Malasia.


En segundo lugar, me gustaría visitar a algunos de mis viejos amigos. Recordaríamos los días felices del pasado cuando estábamos en el ejército.


Y finalmente, me gustaría visitar a mis estudiantes de Taekwon-Do para ver cómo les está yendo.


Dr. Kimm: General, sé que se encuentra en perfecto estado de salud. Me asombré de verlo impartir seminarios durante seis horas cada día; pero, cuando abandone este mundo, ¿en donde le gustaría ser enterrado?


General Choi: Sí, tengo más de 80 años de edad, pero actualmente tengo una super salud. Pero, ¿quién sabe lo que sucederá el día de mañana? No quiero que me sepulten en Corea del Norte, aún cuando nací allí. Y tampoco pienso que pueda ser sepultado en Corea del Sur, aún cuando pasé la mayor parte de mi juventud allí. La alternativa que me queda es la de ser sepultado en Canadá, mi tercer hogar.


Dr. Kimm: Gracias por hablarme de su vida en el Taekwon-Do.
General Choi: De nada.


FILOSOFÍA PRÁCTICA

Inscribete en este Curso y descubre el poder de la Filosofia Practica para cambiar tu vida.
Próximo Inicio: Consulte con
nosotros.

Más Información

Quienes Somos

Pequeño video explicativo sobre nuestra identidad como organización.


Más información

Noticias

Aquí encontrarás información de las actividades que ha realizado de Nueva Acrópolis en lo que va del año 2014.

Más Información

Cómic filosófico

Busquemos siempre conocer la finalidad de nuestros actos. ¡Y pongamos siempre la unión por sobre todo!

Leer el cómic

Socorrismo y Rescate

En el Curso de Primeros Auxilios y Rescate, aprendés Rapel, RCP y cómo controlar el miedo. ¡Hacé la diferencia!

Ver el curso

Tai-Chi

Recomendado para personas de todas las edades dado que sus ejercicios son de bajo impacto.

Más Información